¡Asóciese! contacto@avsr.org.ar

Consejos para otoño

  • Planta leñosas: árboles ornamentales, árboles frutales, coníferas, arbustos y rosales, no utilices estiércol en la plantación o trasplante porque se pueden ‘quemarʼ las raíces. 
  • Cuando plantes árboles, limpia toda la maleza a su alrededor porque son competidores por el agua y los nutrientes del terreno y realiza un buen hoyo a su alrededor para almacenar el agua de lluvia 
  • Cubre el pie de los arbustos, rosales y demás plantas recién plantadas con una capa de hojas, paja, aserrín, mantillo o compost, Esto evita que el suelo se seque, le aporta alimento y protege las raíces de las heladas. A las azaleas, gardenias y otros arbustos de suelo ácido, cubrir sus pies con hojas de pino, de casuarinas.
  • El otoño también es buena época para los transplantes de árboles y arbustos de hoja caduca. Para trasplantar los de hoja perenne es mejor esperar a que entre el invierno. 
  • Planta los bulbos que florecerán en primavera: Tulipanes, Jacintos, Crocus, Narcisos, Ranúnculos, Anémonas etc. Tengan en cuenta el tamaño del bulbo: si su diámetro es de 2 cm, hay que enterrarlo a 2 cm. de la superficie. 
  • Sembrar en mayo las semillas de herbáceas que florecen en primavera como espuela de caballero, anémonas y otras. 

Riego

  • Los riegos se van espaciando cada vez más en otoño y dependiendo de las lluvias caídas, se puede suprimir totalmente. Por ejemplo, el césped, 2 veces por semana y los arbustos cada 7 ó 10 días; Cactus y Crasas cada 20 ó 25 días. 
  • Regula el programador para regar menos.
  • Comprueba que funciona el drenaje de los agujeros inferiores de las macetas para que salga el exceso de agua. 
  • Coloca las maceta sobre seca o pometina mojados 
  • Controla la humedad del aire en los interiores debido a la calefacción; seguramente tengas que pulverizar las plantas con frecuencia o colocar las macetas sobre una capa de lesa o pometina mojados ubicados en una bandeja u otro recipiente. 
  • Ata los brotes nuevos de las Plantas Trepadoras al soporte.
  • Recoge con frecuencia las hojas caídas, así como las flores marchitas y utilízalas para hacer compost. No zarandees los árboles para provocar la caída de las hojas. Esto deja heridas frescas en la inserción de las hojas por donde entran hongos y bacterias.
  • Saca de la tierra los bulbos estivales si todavía no lo has hecho, Gladiolos, Dalias, Begonias… Se dejan secar, se envuelven en papel de periódico y se guardan en una caja en un lugar libre de heladas. 
  • Fertiliza árboles y arbustos.

Rosales

Los rosales pueden verse afectados en otoño por hongos, enfermedades propias de la humedad y la temperatura suave. Emplea los fungicidas adecuados y recoge las hojas enfermas y quémalas. Botrytis es un hongo que ataca los botones manchándolos café e impidiendo que abran, por ejemplo, en Azaleas y Rododendros. Pulveriza con Captan para prevenir.

Los rosales pueden verse afectados en los capullos por Pulgones. Usa insecticidas caseros o químicos 

Musgo 

¿Musgo en el césped? Crecen bajo los árboles, en lugares húmedos y sombreados. Controla con Antimusgos comerciales. Usa un rastrillo para retirarlo muerto. 

Poda 

  • Durante el otoño se pueden cortar las ramas secas y enfermas de árboles y arbustos, pero la poda de limpieza principal se hace en invierno. 
  • Recorta cerca del suelo a la Lavanda, Salvia y Santolina que ya florecieron durante el verano. Haz lo mismco con otras perennes de flor como Flox perenne, Astilbe, Aster, Achillea filipendulina, Coreopsis, Chrysanthemum, Delphinium, etc. 

División de matas:

Desentierra las Plantas Vivaces que se hayan vuelto demasiado grandes, divídelas y plántalas de nuevo. Hemerocallis, Agapanto, Chrysanthemun maximun, Gazania, Clivia, Achilea, Acanto, Ajuga, Lirios, etc. 

Replanta inmediatamente cada trozo en otro sitio o en macetas. 

Propaga por estaca o esquejes arbustos como Abutilón, Hibisco, Abelia, Spiraea, Berberis, Weigela, Plumbago capensis, etc. Las estacas se preparan a fines de otoño, cortándolas de ramas vigorosas con dos nudos como mínimo. La base de la estaca se impregna con polvos enraizantes y se clavan en tierra arenosa con turba. 

Los comentarios están cerrados.